Una perspectiva desde la Espiritualidad y Desarrollo

Proceso Kairós Perú, somos una organización no gubernamental, ecuménica, hombres y mujeres, que hemos asumido un compromiso como ciudadanos y ciudadanas, para animar y participar activamente en procesos que aporten a la “construcción de una sociedad más justa y equitativa, con derechos para todos y todas, donde se abracen la justicia y el amor al prójimo”.  Como actores y actoras sociales, en nuestra organización creemos que este compromiso nos exige ser testigos creíbles de la caridad en la verdad de Jesucristo, en el trabajo por la promoción humana integral de todos y todas, y especialmente en ser facilitadores del cambio en y con las personas, a las que se orienta nuestra acción. En esta labor, Kairós ha cumplido, quince años.

Una espiritualidad ecuménica

Kairós, también se constituye una comunidad ecuménica que reúne en sus proyectos y actividades a líderes y lideresas de diferentes iglesias y organizaciones sociales, que vienen desde las prácticas de fe y de las prácticas sociales. Esta pluralidad nos exige nuevas preguntas y respuestas, al entendimiento y la forma de expresar nuestra fe y el evangelio, como buena noticia. Encontramos diferentes y constantes interrogantes que se plantean desde las diferentes zonas y regiones donde hemos localizado nuestro trabajo; y, en particular, de los más necesitados y vulnerables con los que nos encontramos. En éste sentido, hemos venido asumiendo las tareas en la perspectiva de garantizar la calidad y sostenibilidad de la gestión de los proyectos y mejorarlas constantemente, construyendo una comunicación y comunidad con los actores locales.

Esta perspectiva ecuménica también nos ha llevado a formarnos como una propuesta que desarrolle experticias para la formación bíblica, teológica y pastoral con pastores, pastoras y líderes eclesiales de la iglesia evangélica y católica, y organizaciones sociales, en temas que interesan a su formación y prácticas,  con un enfoque de género, de derechos, interculturalidad, pastoral e intervención social, y liderazgo. La Dignidad Humana, como elemento de una vida plena, es la clave para enriquecer la reflexión y armonizarla con la práctica pastoral.

El sentido del proyecto institucional

En Proceso Kairós Perú iniciamos nuestro quehacer con la declaración de una perspectiva ecuménica y de género en el proyecto: “Mesa Ecuménica de Género, Teología y Pastoral”, implementado, inicialmente, en Lima; y que posteriormente se descentralizó en las ciudades de Ayacucho, Huancayo, Chiclayo y Trujillo. La idea que impulsa estas decisiones era afirmar la propuesta para ser un espacio de articulación de hombres y mujeres, de iglesias y organizaciones sociales, involucrados en los proyectos locales que fomentaran nuevas relaciones humanas, de reconocerse y convivir, en su contexto socio-cultural.

Esta propuesta no ha estado ajena a las tensiones que se producen con la institucionalidad tradicional. Entre las propuestas “más estables y tradicionales”, de las iglesias, que a la larga mantienen sus limitaciones, y se paralizan – por las grandes mutaciones que la sociedad sufre – y los movimientos emergentes con agendas de frontera, que muchas veces van contra la corriente o ponen en cuestión los modelos y las instituciones tradicionales, para responder a la diversidad de identidades – emergentes – que se construyen en nuestra sociedad. Estas fronteras y temas están más allá de nuestras organizaciones, y nos desafían a la búsqueda de cooperación en el quehacer con otros actores sociales. Desde nuestra perspectiva, no es posible excluirse “del mundo”, ante la complejidad existente y las distintas dinámicas sociales que nos rodean, con la demanda de respuestas concretas, y la defensa y afirmación de los valores inalienables de la persona humana. Kairós ha venido tejiendo pequeñas redes sociales que vinculen esta relación de interdependencia e interrelación entre la práctica de la fe y la práctica social, asumiéndolo como ejercicio permanente.

Nuestro principal objetivo en los proyectos institucionales es facilitar espacios de coordinación con grupos de iglesias y organizaciones sociales para generar experiencias comunes en la realización de acciones conjuntas, como jornadas de celebración ecuménica y jornadas de reflexión como parte de nuestra afirmación de fe.

Kairós y la participación 

En el desarrollo de nuestros proyectos se ha tenido como criterio metodológico partir del diálogo y la comunicación con los actores locales, su realidad local y sus prácticas. Como organizaciones institucionalizadas, la realización de estos procesos no es del todo fácil de ser implementados; pero a pesar de ello, se asumió el reto de iniciar este acercamiento, encontrando respuestas favorables en pastoras y líderes que no estaban conformes con la práctica en las estructuras eclesial y, que sentían que sus dones y ministerios se encontraban “estancados”. Con líderes de las organizaciones sociales, ha habido una mayor comunión en la concertación de propuestas y prácticas, especialmente las que se orientación a la incidencia pública y la formación para la ciudadanía, y la acción social y política. Estos procesos han permitido el esclarecimiento de ideas, la facilitación de miradas en común, y el consenso para discursos integradores desde la fe y la práctica social.

Desarrollo y espiritualidad

Lo  que nos ha permitido sintetizar las relaciones entre desarrollo y espiritualidad, y que han  integrado el trabajo de Kairós y la espiritualidad, es la afirmación de Jesús en Jn. 10,10: “Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. Entendemos, en este sentido, la espiritualidad, como el todo del ser persona, la vida humana, la integración de los diversos aspectos de la vida humana. Y el desarrollo como el fin último de la vida: la plenitud o abundancia, que hace su realización plena, no sólo como experiencia individual sino también, colectiva, social. En ese sentido, en el concepto de trabajo en Kairós, ambos son componentes integrados e integradores de nuestro proyecto personal y comunitario.

Logros del proyecto institucional

Kairós ha llegado a ser una de las pocas instituciones inspiradas en la fe que ha incorporado en su trabajo y prácticas los enfoques de género y ecumenismo, como componentes del desarrollo y la espiritualidad. En el contexto de las iglesias esto nos ha permitido posicionarnos como un referente significativo para aportar en la colocación en la agenda pastoral y la promoción de estos temas (no sin tensiones y conflictos, en algunos casos).

Las características del proyecto ha facilitado la inserción de actores eclesiales y sociales en espacios de diálogo y cooperación, en la sociedad civil y la iglesia. En este sentido, hemos puesto en práctica la estrategia de construir puentes y estar insertados en alianzas y redes que nos mantiene activos e involucrados en procesos ecuménicos, permitiéndonos enriquecer nuestros conocimientos y aportar para el fortalecimiento de las capacidades y de su espiritualidad  de los/as actores/as con las que trabajamos.

La incorporación paulatina de una constante lectura de los signos de los tiempos a nivel político, eclesial, y social, para orientar nuestra intervención en los contextos locales, pero con una mirada global ha enriquecido el accionar de nuestros participantes. Parte de esos análisis han permitido reflexionar y profundizar en las situaciones y experiencias que se dan en la realidad y que tienen una implicancia en el desarrollo de los enfoques de género y las prácticas ecuménicas en la construcción de las identidades ciudadanas.

La capacidad de apertura existente para hacer la  relectura bíblica  y de reflexión teológica, de manera inter-disciplinaria ha contribuido para que las mujeres de la iglesia se inserten en la vida civil y  política. Por ser un espacio de testimonio, de coordinación y reflexión mutua, nos muestra que vamos dando pasos de superación acerca de las confrontaciones. Existe el desafío permanente a la tolerancia, ya que las diferencias y la diversidad se mantienen.

El trabajo de género, pastoral y teología no es un tema que sólo interesa a las mujeres; sino que es de hombres y mujeres, que buscan reivindicar el derecho a la diferencia en una sociedad pluralista. En ese sentido, hemos dado los pasos para que los varones se inserten a esta búsqueda y desafío.

Y, por otro lado, conceptualizar el desarrollo como desarrollo humano pleno, y por lo tanto la expresión concreta de una nueva espiritualidad.

 

Maria Elena Zelada Valdivia

Coordinadora General de Proceso Kairós Perú

-Presentación en el Encuentro: Espiritualidad y Desarrollo organizado por Paz y Esperanza – Octubre 2014

Etiquetas: , ,
Guardado en Articulos, Escuela de Biblia y Genero