COP 20 Compromisos y Retos

Del 1 al 12 de diciembre  Lima se llenó de expertos en cambio climático, políticas climáticas, expertos en derechos humanos y activistas a nivel nacional e internacional. Durante todo el año la sociedad civil se preparó para eso, como por ejemplo el Consejo Interreligioso que desde marzo organizó ayunos mensuales para la justicia climática en las diversas comunidades de fe.  Y ahora, que las negociaciones han acabado y todos han regresado a casa se puede reflexionar sobre el año que está terminando.
A través del Foro ACT Perú, Proceso Kairós Perú participó como observador en la COP20. Fue una oportunidad de aprender como funcionan las negociaciones al nivel internacional y conocer las perspectivas de los diversos países y organizaciones de todo el mundo que trabajan para cuidar la creación y velan por los derechos humanos de todos y todas. Observar las negociaciones donde primen los intereses políticos y económicos puede llevarnos a un pesimismo total. La complejidad del mundo político se puede ver al seguir las negociaciones a este nivel. Sin embargo, también hemos podido conocer los avances tecnológicos, las ideas innovadoras del mundo empresarial, y las acciones de la sociedad civil en general. Estas acciones, visibilizados en eventos paralelos y acciones especiales, demuestran una capacidad de visión de un mundo diferente, con un paradigma de desarrollo nuevo. Un sistema inclusivo, que respeta los derechos humanos de todos y todas y deja primar el bienestar de la creación – incluyendo los seres humanos – sobre las ganancias individuales.

Fue interesante poder ser partícipe en diversas acciones que se realizaron tanto dentro como fuera de la COP. Diversas organizaciones basadas en la fe, como los jóvenes de Lutheran World Relief, realizaron acciones como la inicativa Fast for Climate, Ayuno por el Clima, lo cual tuvo un gran acogida al nivel internacional y actualmente hay 365 personas ayunando entre el primero de diciembre 2014 al 2015 para llegar a la COP20 de Paris.

Por otro lado estuvimos en un momento de silencio en solidaridad con las victimas del cambio climático – en especial en las Filipinas después de otro huracán más – durante un desayuno organizado por CONEP y UNICEP. Este momento también se realizó dentro de la COP, donde aclararon no solo querer la simpatía del mundo, si no va acompañado por una solidaridad que incluye apoyo financiero y mitigación real desde los países industrializados.

Compromisos
Aunque los resultados de las negociaciones internacionales no han alcanzado las expectativas de la sociedad civil, ya que mostraron poca ambición y poca voluntad política para tomar el tema de cambio climático como un tema de urgencia, ha habido avances positivos. Al nivel de los compromisos de los Estados hemos visto que por fin algunos de los países que emiten más gases de efecto invernadero, como EEUU y China, se han comprometido a reducir esta emisión. Además vimos que muchos países han anunciado sus aportes al Fondo Verde para el Clima, el fondo que debe poder financiar los programas de adaptación y mitigación en los países en desarrollo. Y aún que todavía no son suficientes, tenemos que aplaudir los avances logrados.

Acciones
También en la ciudadanía vemos que hay más conciencia. Vimos en los últimos meses en Lima que diversas organizaciones se han comenzado a interesar en el tema, y en general poco a poco nos estamos dando cuenta que nuestras acciones individuales y colectivas también tiene sus efectos sobre el entorno donde vivimos.

Para Kairos fue una alegría ver la participación de diversas iglesias en las actividades, como marchas, conversatorios, vigilias y jornadas de ayuno. También Kairos aportó con su granito de arena en conjunto con Radio Pacifico y CEPS con un programa radial y televisivo Rumbo a la COP20 

La Marcha de los Pueblos, realizado el 10 de diciembre,  fue un ejemplo de esta participación de diversos grupos cristianos. Proceso Kairós Perú estuvo presente junto con Evangélicos por la Justicia Climática, la Iglesia Metodista, la Iglesia Luterana, ACT Alliance y miles de otros organizaciones, llenando la plaza San Martin con unos 15 mil personas.

Reto
Sin embargo, el acuerdo a la cual se ha llegado en Lima, en preparación al acuerdo que se debe firmar el próximo año en Paris aún necesita que la sociedad civil siga presionando a los estados para tomar el cambio climático como tema urgente y que se tomen decisiones que reflejen una justicia climática. Nos queda el reto de seguir sensibilizando a las iglesias para asumir su rol de actores y educadores para el cuidado de la creación, seguir trabajando haciendo nuestro aporte para cambiar el sistema y no el clima y seguir presionando nuestros autoridades para que desde sus competencias implementan políticas que protege a nuestra casa común y no permite a empresas, el Estado o la sociedad destruir nuestro medio ambiente de la cual todos y todas dependemos.

Esperemos que las iniciativas que vimos este año sigan en pie también después de la COP20 y que el próximo año se incluya en todas las actividades que tomemos conciencia de cómo afectan nuestras acciones a nuestro entorno.

Para el comienzo del 2015 entonces hacemos la pregunta: ¿Qué puedo hacer para el planeta en mi casa, mi colegio, mi iglesia, mi comunidad?

Para un poco de inspiración pueden encontrar aquí tips de como ayudar.

_MG_0365
Etiquetas: , ,
Guardado en Articulos